Los exageradamente
infinitos.

Por que somos infinitamente exagerados
cuando se trata del detalle de tu auto.